Medellín, Colombia - Carrera 25A N° 1A Sur – 45 Torre Médica 2 – Cons. 1865
cirugía para la obesidad en Medellín - Dr Santiago Gómez - Dr Obesidad

Cirugía para la obesidad en Medellín

Mi nombre es Santiago Gómez, y ejerzo como cirujano bariátrico, especializándome en procedimientos quirúrgicos destinados a combatir la obesidad. Es común que muchas personas no estén familiarizadas con mi campo de especialización hasta que investigan opciones para adelgazar. A pesar de ello, es probable que hayan oído hablar de algunas de las intervenciones que llevo a cabo, tales como el bypass gástrico o la manga gástrica, sin saber exactamente en qué consisten.Por este motivo, he decidido dedicar el artículo de hoy a esclarecer las bases de mi profesión, proporcionando una visión clara sobre qué es la cirugía para la obesidad y cómo puede marcar una diferencia significativa en la vida de quienes luchan contra el sobrepeso severo.

En las siguientes líneas, abordaré las consultas más habituales que recibo en mi práctica diaria. Mi objetivo explicar de manera detallada sus beneficios, riesgos y lo que implica el proceso de recuperación, con el fin de que mis lectores puedan tomar decisiones informadas sobre su salud. Acompáñame en este recorrido informativo y descubre cómo la cirugía para la obesidad puede ofrecer una nueva esperanza y un camino hacia una vida más saludable y plena.

¿Qué es la cirugía para la obesidad?

La pregunta «¿Qué es la cirugía para la obesidad?» es, sin duda, la interrogante que más frecuentemente encuentro en mi práctica. La respuesta técnica es la siguiente: la cirugía para la obesidad, o cirugía bariátrica, engloba una serie de técnicas quirúrgicas aplicadas en el estómago y/o intestino con el fin de facilitar la pérdida de peso en personas con obesidad severa. Este enfoque se considera cuando las estrategias convencionales para adelgazar, como son las dietas y el ejercicio físico, no han producido los resultados esperados o cuando el peso del paciente conlleva serios riesgos para su salud.

Es importante destacar que estos procedimientos no son una solución rápida ni fácil al problema de la obesidad. La cirugía bariátrica es una herramienta poderosa que, combinada con cambios sustanciales en el estilo de vida, puede ofrecer resultados duraderos y significativamente positivos. Los pacientes que se someten a este tipo de cirugía deben estar comprometidos a seguir una dieta saludable y a mantener un régimen de actividad física regular para garantizar el éxito del tratamiento a largo plazo.

La cirugía para la obesidad representa una esperanza para aquellos que han luchado sin éxito contra el sobrepeso y enfrentan serias complicaciones de salud debido a su condición. 

Imagina que estás intentando enviar un mensaje importante a través de un tubo postal demasiado ancho; a pesar de tus esfuerzos, el mensaje se pierde o demora demasiado en llegar a su destino debido al excesivo espacio disponible. La cirugía para la obesidad funciona de manera similar a cómo lo haría ajustar el diámetro de ese tubo: optimiza el camino para que el mensaje (en este caso, los alimentos que consumes) se transmita de manera más eficiente, asegurando que solo la cantidad adecuada de mensaje (nutrientes) llegue al destino final (tu cuerpo).

Este ajuste en el «tubo» ayuda a controlar la cantidad de alimentos que puedes consumir y, en algunos casos, la cantidad de nutrientes que tu cuerpo puede absorber. Al igual que al modificar el tubo postal para que solo pase la cantidad justa de mensajes, la cirugía para la obesidad busca crear un balance en tu organismo que favorezca la pérdida de peso, ayudándote a llevar un estilo de vida más saludable cuando las opciones convencionales no han sido suficientes. Este procedimiento no es simplemente una herramienta de pérdida de peso; es un puente hacia una nueva forma de vivir, enfocándose en mejorar tu salud y calidad de vida a largo plazo.

¿Qué tipos de cirugías para la obesidad existe?

La cirugía para la obesidad ha evolucionado considerablemente con el paso del tiempo, adoptando técnicas y tecnologías cada vez más avanzadas para facilitar la pérdida de peso efectiva y segura. Aunque es cierto que el campo de la cirugía bariátrica continúa expandiéndose, con posibles innovaciones en el horizonte, actualmente, los dos procedimientos más comunes y que forman parte de mi práctica son la manga gástrica y el bypass gástrico.

¿Qué es una manga gástrica?

La cirugía de manga gástrica, también conocida como gastrectomía en manga, es un procedimiento quirúrgico que consiste en reducir el tamaño del estómago en aproximadamente un 70%. Imagina el estómago como una camiseta amplia que se modifica para convertirse en una prenda mucho más ajustada. Durante la operación, se extirpa una gran parte del estómago, dejando una estructura tubular o en forma de «manga». Esta reducción drástica del volumen estomacal limita la cantidad de alimentos que se pueden ingerir, provocando una sensación de saciedad más rápida y con menos comida. Además, el procedimiento induce cambios hormonales que favorecen la pérdida de peso.

Diferencia entre el Bypass y la Manga Gástrica - Manga Gastrica - Dr Santiago Gómez Correa Cijano Bariátrico en Medellín
Diferencia entre el Bypass y la Manga Gástrica - bypass Gastrico - Dr Santiago Gómez Correa Cijano Bariátrico en Medellín

¿Qué es un bypass gástrico?

El bypass gástrico es una técnica que  reduce el tamaño del estómago y altera el proceso digestivo. Este procedimiento se puede comparar con redirigir un río para que fluya por un nuevo cauce más corto, saltándose una sección de su curso natural. Se crea una pequeña bolsa en la parte superior del estómago, la cual se conecta directamente al intestino delgado, omitiendo la mayor parte del estómago y una porción del intestino. Esto limita la ingesta de alimentos debido al menor tamaño de la bolsa estomacal y reduce la absorción de calorías y nutrientes, facilitando así la pérdida de peso. 

Ambas cirugías tienen como objetivo proporcionar una herramienta eficaz para la pérdida de peso, pero es crucial entender que requieren de un compromiso a largo plazo con cambios en el estilo de vida, incluyendo una alimentación saludable y ejercicio regular, para garantizar su éxito y sostenibilidad a lo largo del tiempo.

¿Qué beneficios tiene una cirugía para la obesidad?

Los procedimientos de cirugía para la obesidad, como la manga gástrica y el bypass gástrico conllevan ciertos riesgos inherentes a cualquier intervención quirúrgica de gran envergadura. Estos pueden incluir complicaciones postoperatorias, riesgos asociados con la anestesia, infecciones, y necesidad de revisiones quirúrgicas, entre otros. Sin embargo, cuando se comparan con los potenciales beneficios que ofrecen a largo plazo, especialmente para aquellas personas que enfrentan obesidad severa y sus comorbilidades, la perspectiva se torna mayormente positiva. Entre los beneficios más destacados se encuentran:

¿Cuánto peso se pierde en una cirugía para la obesidad?

La pregunta sobre cuánto peso se puede perder tras una cirugía para la obesidad es bastante común entre los pacientes, y la respuesta varía significativamente de una persona a otra. Esto se debe a que los efectos de la cirugía dependen de múltiples factores, incluyendo el tipo de procedimiento realizado, el estilo de vida y la dieta postoperatoria, así como la actividad física del paciente. Lo que es cierto es que tanto la manga gástrica como el bypass gástrico están diseñados para limitar la cantidad de comida que se puede ingerir y, por ende, la cantidad de calorías que el cuerpo absorbe.

Esta reducción en la ingesta calórica generalmente resulta en una pérdida de peso significativa. Aunque no es posible predecir un número exacto de kilos que cada persona perderá, en mi experiencia, he visto pacientes que han perdido hasta el 40% de su peso corporal inicial en el transcurso de un año tras la cirugía. Este tipo de resultados son especialmente notables y pueden tener un impacto profundamente positivo en la calidad de vida del paciente, mejorando o resolviendo completamente condiciones asociadas a la obesidad, como la diabetes tipo 2, la hipertensión, y la apnea del sueño.

Es importante tener en cuenta que la cirugía para la obesidad no es una solución mágica ni instantánea; requiere un compromiso por parte del paciente para seguir un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta adecuada y ejercicio regular, para mantener los resultados a largo plazo. La colaboración estrecha con un equipo de profesionales de la salud, incluyendo nutricionistas y entrenadores físicos, puede ser fundamental para maximizar los beneficios de la cirugía y asegurar una pérdida de peso sostenible y saludable.

¿La cirugía para la obesidad es permanente?

La cirugía para la obesidad, dependiendo del tipo de procedimiento, puede tener un carácter permanente o reversible. La manga gástrica, por ejemplo, implica una reducción definitiva del tamaño del estómago. En este procedimiento, se extirpa una porción significativa del estómago, dejándolo en forma de tubo o «manga», lo cual limita la cantidad de alimentos que el paciente puede consumir. Dada la naturaleza de este procedimiento, la manga gástrica es irreversible; es decir, no se puede restaurar el estómago a su tamaño original.

Por otro lado, el bypass gástrico, que implica la creación de una pequeña bolsa estomacal y el redireccionamiento del intestino para que se una a esta nueva bolsa, ofrece una modificación significativa en el proceso digestivo. Aunque este cambio es complejo, técnicamente es posible revertir el procedimiento. Sin embargo, una reversión no es común y generalmente solo se consideraría por motivos médicos significativos.

La posibilidad de recuperar peso después de la cirugía existe, especialmente si no se adoptan y mantienen los cambios necesarios en el estilo de vida. Por ello, la cirugía para la obesidad debe considerarse como parte de un enfoque integral para abordar el sobrepeso severo, acompañado siempre de la orientación y el apoyo de profesionales de la salud.

¿Cómo se elige el tipo de cirugía para la obesidad para cada paciente?

La elección del tipo de cirugía para la obesidad más adecuado para cada paciente es un proceso cuidadoso y personalizado que involucra varios pasos y consideraciones. Este proceso se basa en una evaluación integral del paciente que incluye su historial médico, índice de masa corporal (IMC), problemas de salud relacionados con la obesidad, expectativas de pérdida de peso, y su disposición y capacidad para seguir los cambios de estilo de vida necesarios después de la cirugía.

CALCULA TU IMC AQUÍ

Conoce los grados de obesidad aquí

¿Cómo afecta la cirugía para la obesidad los hábitos a largo plazo?

Cirugía bariátrica medellín

La cirugía bariátrica marca el comienzo de un nuevo capítulo en tu vida, uno que trae consigo cambios significativos en tu dieta y estilo de vida que durarán para siempre. Tras la intervención, tu capacidad para ingerir grandes cantidades de comida se verá reducida drásticamente, lo que te obligará a adoptar un nuevo enfoque hacia la alimentación.

Inicialmente, seguirás una dieta líquida o semilíquida, progresando gradualmente a alimentos blandos y, finalmente, a una dieta normal, pero en porciones mucho menores. Aprenderás la importancia de masticar bien y comer despacio para facilitar la digestión y evitar complicaciones. Es crucial entender que tu estómago ahora tiene un tamaño reducido o una funcionalidad alterada, lo que significa que la sensación de saciedad llegará mucho más rápido.

A largo plazo, tu alimentación deberá ser rica en proteínas y baja en carbohidratos simples, grasas y azúcares para asegurar una pérdida de peso efectiva y sostenible. Las vitaminas y suplementos minerales se convertirán en una parte integral de tu rutina diaria para prevenir deficiencias nutricionales debido a la menor absorción de nutrientes.

Además de los cambios dietéticos, la cirugía bariátrica exige un compromiso con un estilo de vida más activo. Incorporar una rutina de ejercicio regular favorecerá la pérdida de peso, mejorará tu salud cardiovascular y fortalecerá tus músculos, contribuyendo a tu bienestar general.

Es importante destacar que el éxito de la cirugía bariátrica depende en gran medida de tu disposición a adoptar estos cambios permanentes. La intervención ofrece una herramienta poderosa para perder peso, pero el mantenimiento de ese peso perdido recae en tu compromiso con un estilo de vida saludable. Apoyo emocional y psicológico también puede ser necesario, ya que adaptarse a estos cambios puede ser un desafío tanto mental como físicamente.

¿Cuál es el seguimiento médico luego de una cirugía para la obesidad?

El seguimiento médico después de la cirugía bariátrica es un componente esencial para asegurar el éxito a largo plazo del procedimiento y tu bienestar general. Este seguimiento es multidisciplinario, lo que significa que involucra la colaboración de varias especialidades para abordar los distintos aspectos de tu salud física y emocional tras la cirugía. A continuación, se detallan los tipos de seguimiento médico que generalmente necesitarás:

¿Cuál es el tiempo de recuperación de una cirugía para la obesidad?

La recuperación de una cirugía bariátrica varía considerablemente entre individuos, dependiendo del tipo de procedimiento realizado, la técnica quirúrgica (abierta o laparoscópica), y las características personales del paciente, incluyendo su estado de salud general y su capacidad de cicatrización. Generalmente, los procedimientos laparoscópicos ofrecen una recuperación más rápida y menos dolorosa en comparación con las técnicas abiertas, debido a su naturaleza mínimamente invasiva.

En términos generales, la estancia hospitalaria después de una cirugía bariátrica puede variar de 1 a 3 días, si no surgen complicaciones. Durante las primeras semanas, es común experimentar dolor, fatiga y necesitar ajustarse a la nueva dieta líquida y semilíquida, antes de transicionar gradualmente a alimentos más sólidos.

La mayoría de los pacientes pueden retomar actividades cotidianas ligeras dentro de las 2 a 4 semanas posteriores a la operación. Sin embargo, el regreso al trabajo dependerá del tipo de actividad laboral que realices; las personas con trabajos de oficina pueden volver antes que aquellos cuyos trabajos requieren esfuerzo físico.

La recuperación completa y la adaptación a los nuevos hábitos alimenticios y de ejercicio pueden tomar varios meses. Es crucial seguir las pautas de tu equipo médico respecto a la dieta, la actividad física, y la toma de suplementos durante este período para facilitar una recuperación óptima y asegurar el éxito a largo plazo de la cirugía.

Preguntas frecuentes sobre cirugía para la obesidad

Es un conjunto de procedimientos quirúrgicos destinados a ayudar a perder peso a personas con obesidad. Incluye técnicas como el bypass gástrico, el sleeve gástrico, y la banda gástrica, entre otros.

Generalmente, son candidatos las personas con un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más, o aquellas con un IMC de 35 o más que tienen enfermedades relacionadas con la obesidad, como diabetes tipo 2, hipertensión arterial, o apnea del sueño.

Como cualquier procedimiento quirúrgico, conlleva riesgos. Sin embargo, los avances en las técnicas quirúrgicas han mejorado significativamente la seguridad de estas operaciones. Es crucial elegir un cirujano experimentado y un centro médico con buenos antecedentes.

El peso perdido varía según el tipo de cirugía y el compromiso del paciente con un estilo de vida saludable postoperatorio. En general, los pacientes pierden entre el 30% y el 50% de su exceso de peso corporal en los primeros seis meses.

Depende del tipo de cirugía. Por ejemplo, el bypass gástrico y el sleeve gástrico son generalmente considerados permanentes, mientras que la banda gástrica es ajustable y reversible.

La recuperación varía según el tipo de cirugía y el paciente. La mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades normales en 4 a 6 semanas.

Las complicaciones pueden incluir infecciones, sangrado, malabsorción de nutrientes, y necesidad de cirugías adicionales. La adherencia a las indicaciones médicas postoperatorias puede reducir estos riesgos.

La cirugía es una herramienta efectiva para perder peso, pero debe ir acompañada de cambios en el estilo de vida, como dieta y ejercicio, para ser verdaderamente exitosa a largo plazo.

Depende de la póliza de seguro. Algunos seguros cubren la cirugía para la obesidad si se cumplen ciertos criterios médicos.

Después de la cirugía, los pacientes deben seguir una dieta específica que comienza con líquidos y progresa a alimentos sólidos. También deben aprender a comer porciones más pequeñas y evitar ciertos alimentos.

Sí, debido a la reducción en la capacidad de absorber nutrientes, los pacientes necesitan tomar suplementos vitamínicos.

Sí, pero se recomienda esperar al menos 18 meses después de la cirugía para asegurar que el peso se haya estabilizado y evitar complicaciones durante el embarazo.

Sí, muchas condiciones relacionadas con la obesidad, como la diabetes tipo 2, la hipertensión, y la apnea del sueño, pueden mejorar significativamente o incluso resolverse después de la cirugía.

Un pequeño porcentaje de pacientes puede recuperar parte del peso perdido. Es importante mantener un estilo de vida saludable y buscar apoyo médico si se empieza a ganar peso nuevamente.

La elección del tipo de cirugía depende de varios factores, incluyendo el estado de salud general, el peso, y las metas personales. Es esencial discutir todas las opciones con un cirujano bariátrico calificado para tomar la mejor decisión.

Pregúntame por una cirugía para la obesidad

Si aún tienes más preguntas acerca de la cirugía para la obesidad no dudes en agendar una cita de evaluación conmigo. Personalmente o por medios virtuales podré responder todos los interrogantes que tienes antes de iniciar el proceso para realizarte una cirugía que te lleve a la meta de perder peso. Contáctame.

Cirugía Bariática con el Dr Santiago Gómez Correa
Cuéntanos tu caso
💬 ¡Hablamos!
Hola 👋 Soy el Dr Santiago Gómez, Cirujano Bariátrico en Medellín y estoy para ayudarte.
Verificado por MonsterInsights